Tratamiento de aguas industriales  

Inicio Tratamiento de aguas industriales  
07/02/2023
Comparte:

El tratamiento del agua industrial es una técnica fundamental para purificar y limpiar el agua de uso industrial. El agua utilizada en operaciones industriales puede proceder de diversas fuentes, como ríos, lagos y pozos, y puede contener impurezas como sales disueltas, minerales, microbios y otros contaminantes.

Estos contaminantes pueden perturbar las operaciones industriales y dañar los equipos y las infraestructuras. El objetivo del tratamiento de aguas industriales es eliminar estos contaminantes del agua y hacerla apta para su uso en procesos industriales. 

Este artículo tratará sobre los objetivos del tratamiento de aguas industriales, los equipos y procedimientos estándar de tratamiento de aguas industriales, sus numerosas aplicaciones y cómo seleccionar el tipo adecuado de equipo de tratamiento de aguas industriales. 

En este artículo también se examinan las distintas fases del proceso de tratamiento y cómo contribuyen a eliminar los contaminantes del agua. Después de leer este artículo, los clientes conocerán mejor la importancia del tratamiento de aguas industriales y cómo puede ayudarles en sus operaciones industriales.

¿Qué es el tratamiento de aguas industriales?

Tuberías y cables de acero en una planta 2
Fuente: Freepik

El tratamiento de aguas industriales es un proceso que se utiliza para purificar y limpiar el agua para uso industrial. El agua utilizada en los procesos industriales puede proceder de diversas fuentes, como ríos, lagos o pozos. Puede contener impurezas como sales disueltas, minerales, microorganismos y otros contaminantes. Estas impurezas pueden afectar negativamente a los procesos industriales y causar daños a los equipos y las infraestructuras.

El tratamiento de las aguas industriales tiene por objeto eliminar estas impurezas y hacer que el agua sea apta para su uso en procesos industriales. El proceso suele incluir varias etapas: pretratamiento, tratamiento primario, secundario y avanzado.

El pretratamiento es la primera etapa del proceso, que suele consistir en eliminar del agua residuos grandes, como hojas y ramitas, y partículas gruesas, como arena y grava.

El tratamiento primario es la segunda etapa del proceso, que consiste en eliminar del agua los sólidos disueltos, como sales y minerales, y los sólidos en suspensión, como arcilla y limo. En esta etapa se suelen utilizar técnicas como la sedimentación y la filtración.

El tratamiento secundario es la tercera etapa del proceso, que consiste en eliminar del agua la materia orgánica disuelta y en suspensión, como los microorganismos. En esta etapa se suelen utilizar técnicas como el tratamiento biológico, químico y físico.

El tratamiento avanzado es la etapa final del proceso, que consiste en eliminar contaminantes específicos del agua, como metales pesados, materiales radiactivos y gases disueltos. En esta fase suelen utilizarse técnicas como el intercambio iónico, la ósmosis inversa y la filtración por membrana. Durante el proceso de tratamiento del agua industrial, válvulas de bola industriales desempeñan un papel crucial en el control del flujo de agua y garantizan la eficacia del proceso de tratamiento.

Objetivos del tratamiento de aguas industriales

Obras de construcción con tratamiento de aguas
Fuente: Freepik

Los objetivos principales del tratamiento de aguas industriales son purificar y limpiar el agua para uso industrial y preservar los equipos y las infraestructuras industriales. Estos son los objetivos específicos del tratamiento de aguas industriales:

Eliminación de contaminantes

El objetivo fundamental del tratamiento de aguas industriales es eliminar las impurezas del agua, como sales disueltas, minerales, bacterias y otras toxinas. Esto se hace para preparar el agua para su uso industrial y proteger los equipos y las infraestructuras.

Cumplimiento de la normativa

El tratamiento de aguas industriales también se utiliza para cumplir la normativa. Muchas empresas deben cumplir normas y reglamentos estrictos que regulan la pureza del agua utilizada en sus operaciones. En válvula de mariposa industrialentre otros equipos, pueden utilizarse como parte del proceso de tratamiento del agua para ayudar a cumplir estas normas.

Aumentar la eficiencia

Las impurezas del agua pueden dañar los procesos industriales, haciéndolos menos eficientes. El tratamiento de aguas industriales elimina estos contaminantes, aumentando la eficiencia y reduciendo el tiempo de inactividad.

Fomentar la viabilidad a largo plazo

El tratamiento de aguas industriales también puede ayudar a lograr la sostenibilidad minimizando el desperdicio de agua y conservando el medio ambiente.

Medidas de reducción de costes

El tratamiento de aguas industriales también puede ahorrar dinero al minimizar los daños en equipos e infraestructuras y disminuir la necesidad de costosas reparaciones y sustituciones.

En general, el tratamiento de aguas industriales es un paso importante para garantizar que el agua utilizada en las operaciones industriales sea segura y apta para su uso, y contribuye a la protección de los equipos y las infraestructuras industriales, así como al cumplimiento de la normativa. También puede aumentar la eficiencia, fomentar la sostenibilidad y reducir los gastos.

Equipos comunes de tratamiento de aguas industriales

Tuberías y cables de acero en una planta 3
Fuente: Freepik

La siguiente lista incluye los tipos más comunes de equipos de tratamiento de agua.

1. Válvulas industriales

Válvulas de bola de doble bloqueo y purga Dombor
Fuente Dombor

Las válvulas industriales son un componente común de los equipos de tratamiento de aguas industriales y desempeñan un papel vital en el funcionamiento de un sistema de tratamiento de aguas industriales. Se utilizan para controlar el flujo de agua a través del sistema, regular la presión y dirigir el agua a diferentes etapas de tratamiento.

El tipo de válvula utilizada dependerá de los requisitos específicos del proceso de tratamiento del agua, como el caudal, la presión y la temperatura. 

Por ejemplo, las válvulas de compuerta se utilizan para regular el caudal de agua que entra y sale del sistema de tratamiento, mientras que las válvulas de globo se emplean para controlar la presión y el caudal de agua dentro del sistema. Las válvulas de bola suelen utilizarse para el cierre rápido y el aislamiento, mientras que las de mariposa sirven para estrangular el caudal. Las válvulas antirretorno se utilizan para evitar el reflujo, asegurando que el agua sólo fluya en la dirección prevista. 

Al regular adecuadamente el flujo de agua en el sistema de tratamiento, las válvulas industriales contribuyen a garantizar que el agua se trata de forma eficaz y eficiente, cumpliendo las normas de calidad exigidas antes de devolverla al medio ambiente o reutilizarla.

2. Filtros de vacío

Los sistemas de filtración al vacío de funcionamiento continuo pueden eliminar importantes tiempos de inactividad. Estos sistemas requieren poco mantenimiento y reducen enormes cantidades de lodos al tiempo que disminuyen los costes de producción. 

Los filtros de vacío de medios desechables aspiran el refrigerante sucio a través de medios filtrantes desechables mediante una cámara de vacío. El medio filtrante forma una torta de filtración aplicando la técnica probada de filtración óptima por acumulación de contaminantes o lodos.

Los filtros de vacío semipermanentes pueden reducir aún más los costes operativos al eliminar la necesidad de medios desechables. El retrolavado con refrigerante limpio mantiene limpio el filtro sin necesidad de utilizar una gran cantidad de aire. 

Los sólidos retrolavados descienden del elemento filtrante y se depositan en un depósito, donde se eliminan mediante un sistema de arrastre por cadena. Estos dispositivos son autónomos y necesitan poco espacio en el suelo, lo que facilita su mantenimiento y funcionamiento.

3. Centrifugadoras de cuba maciza

En las aplicaciones de procesamiento de metales en las que la eliminación de partículas es fundamental para el reciclado y la reutilización, estos dispositivos utilizan la fuerza centrífuga (en lugar de medios consumibles) para separar los sólidos de los líquidos. El líquido de proceso se bombea o se introduce por gravedad en la centrifugadora a la entrada. 

A continuación, los sólidos del proceso se centrifugan para separarlos de la fase líquida, y después se recogen en un rotor que puede extraerse fácilmente y que también se conoce como revestimiento. El líquido clarificado desborda del rotor hacia la carcasa exterior. 

Se devuelve al proceso por gravedad, lo que reduce el coste de transferir los refrigerantes y el agua residuales fuera de la planta. Las centrifugadoras de cuba maciza están disponibles con rotores de limpieza manual (con revestimiento reutilizado) y versiones de autolimpieza totalmente automáticas. 

Pueden realizar una separación líquido/sólido de alto rendimiento para todo tipo de partículas, incluidas las metálicas y no metálicas, férricas y no férricas. Además, estas centrifugadoras pueden limpiarse a fondo. 

4. Filtros de arena

Los filtros de arena se utilizan en el tratamiento de aguas industriales para eliminar partículas físicas tan pequeñas como 20 micras. Estos tipos de equipos para aguas industriales se diseñan con varios lechos paralelos para minimizar la caída de presión. 

Estos lechos suelen estar formados por diferentes capas de arena. El lavado a contracorriente de la arena elimina cualquier sedimento, lo que permite que la máquina vuelva a funcionar en perfectas condiciones.

5. Controles y equipos de supervisión

El diseño de equipos de agua industrial y sistemas de filtración debe incluir dispositivos de supervisión y control remotos. Los caudalímetros se colocan estratégicamente en todo el sistema para detectar variaciones del caudal estándar y mantener el mejor funcionamiento del sistema.

Se miden varios factores, como la dureza, la conductividad, la turbidez, el oxígeno disuelto, la temperatura y la salinidad. Se controlan y documentan las condiciones anteriores y posteriores del agua que fluye.

6. Sistemas de ósmosis inversa

La tecnología de ósmosis inversa elimina los sólidos disueltos y los contaminantes del agua mediante una membrana semipermeable que permite el paso del agua dejando atrás la mayor parte de los sólidos disueltos o sales y otros contaminantes. Para producir el efecto deseado, las membranas de ósmosis inversa deben someterse a una presión superior a la presión osmótica del agua. 

También se necesita agua a alta presión. El permeado es el agua que pasa a través de la membrana de ósmosis inversa, mientras que el concentrado son las sales disueltas que rechaza la membrana. Un sistema de ósmosis inversa bien construido y mantenido puede eliminar hasta el 99,5% de las sales disueltas entrantes, los contaminantes y prácticamente todos los residuos coloidales y en suspensión. 

Incluso de las aplicaciones de aguas residuales y de alimentación más difíciles. Tras el tratamiento de aguas residuales y de alimentación con UF o productos químicos, la tecnología de ósmosis inversa se utiliza a menudo como siguiente paso en aplicaciones industriales, metalúrgicas y de tratamiento de superficies.

7. Evaporación al vacío y destilación

La evaporación es un proceso natural ampliamente reconocido como la forma más eficaz para diversos procesos de tratamiento de aguas residuales. Se diferencia de los procesos de separación tradicionales en que separa el agua de las impurezas en lugar de filtrar los contaminantes del agua. 

La única tecnología capaz de alcanzar índices tan elevados de recuperación y concentración de agua es el evaporador al vacío. Que acelera el proceso de evaporación natural y trata y destila entre una y ciento veinte toneladas de aguas residuales industriales al día. 

Pueden alcanzar concentraciones de sólidos totales residuales superiores a 85%. Los tres principales evaporadores al vacío son los siguientes:

  • Bombas de calor:Gran adaptabilidad y versatilidad, así como bajo consumo energético y fiabilidad.
  • Condensación de vapor mecánica:Diseñada para tratar grandes cantidades de aguas residuales a bajas temperaturas de ebullición para ahorrar energía.
  • Agua caliente y agua fría: Aprovechamiento de los excedentes de agua caliente/vapor y agua de refrigeración para reducir los costes operativos.

8. Sistemas de tratamiento de aguas residuales

Los sistemas de tratamiento de aguas residuales tratan y depuran las aguas residuales generadas por residencias y edificios antes de verterlas al medio ambiente. El objetivo del tratamiento de aguas residuales es eliminar los contaminantes y agentes patógenos de las aguas residuales para que puedan verterse de forma segura en ríos, lagos u océanos. 

Existen varios tipos de sistemas de tratamiento de aguas residuales, cada uno con su propio conjunto de tecnologías y procesos. La técnica de lodos activados, que utiliza microorganismos para descomponer la materia orgánica y eliminar los contaminantes de las aguas residuales, es la más extendida. 

Este procedimiento se divide en tratamiento primario, tratamiento secundario y tratamiento terciario. El tratamiento primario consiste en eliminar los objetos sólidos de gran tamaño de las aguas residuales, como palos, hojas y otros residuos. 

Para ello se suelen utilizar tamices o un desarenador. En el tratamiento secundario se utilizan microorganismos para descomponer los residuos orgánicos sobrantes y eliminar contaminantes como el nitrógeno y el fósforo. 

El tratamiento terciario es una técnica sofisticada que elimina cualquier resto contaminante, como metales pesados, minerales y microorganismos. Tras el tratamiento de las aguas residuales, el agua suele desinfectarse con cloro, luz ultravioleta u ozono para destruir cualquier microorganismo persistente antes de su eliminación.

9. Sistemas de ultrafiltración

La ultrafiltración es un proceso impulsado por presión que utiliza una membrana para eliminar contaminantes de gran peso molecular, como aceites emulsionados, partículas en suspensión, emulsiones, hidróxidos metálicos, material disperso y otros contaminantes de aguas residuales, refrigerantes y otras soluciones. 

La UF tiene un gran éxito en la clarificación de soluciones que contienen partículas en suspensión, bacterias y macromoléculas grandes, como aceite y agua. Los sistemas de UF están diseñados para reducir el volumen de agua aceitosa hasta en un 98% sin utilizar productos químicos. 

Estos sistemas también pueden eliminar pequeñas partículas durante el desbarbado y el volteo, lo que permite reciclar y reutilizar el agua y la solución jabonosa. Las empresas pueden ver una disminución de 75% en el precio del agua de lavado y el detergente y una reducción de 90% en los costes de eliminación de residuos al calcular los costes de calefacción y eliminación. 

Por estas razones, la tecnología de membranas de UF está sustituyendo rápidamente a las tecnologías de filtración tradicionales como opción preferida.

10. Separadores de aceite usado

El fluido contaminado pasa a través de una serie de deflectores y un lecho de medios porosos en este proceso de tratamiento de aguas residuales, que separa los aceites libres y mecánicamente dispersos del fluido. El fluido depurado fluye de vuelta al embalse a través del vertedero de descarga de efluentes.

Los aceites, emulsiones invertidas y otros productos residuales se expulsan automáticamente por la parte superior del separador a un contenedor apropiado. Estos separadores, que utilizan el flujo por gravedad y la coalescencia, pueden reducir los niveles de aceite atrapado a menos de 1% en una sola pasada sin utilizar consumibles.

Los separadores de aceites usados también pueden:

  • Lo que puede ahorrar hasta 75% en el coste de adquisición de fluido fresco, que incluye aceites solubles, refrigerantes sintéticos y semisintéticos y aguas de lavado.
  • Reduzca el gasto en detergentes, calefacción y eliminación de residuos.
  • El volumen de residuos peligrosos se reduce en 90%.
  • La amortización del sistema o el retorno de la inversión pueden realizarse en menos de seis meses.

11. Sistema de tratamiento de efluentes industriales

Se denomina sistema de tratamiento de efluentes industriales al procedimiento utilizado para limpiar las aguas residuales generadas por procesos industriales antes de verterlas al medio ambiente. El tratamiento de las aguas residuales industriales tiene por objeto eliminar los contaminantes y reducir el impacto ambiental del efluente.

Existen varios sistemas de tratamiento de aguas residuales industriales, cada uno de los cuales está diseñado para eliminar un tipo específico de contaminante. Los métodos de tratamiento físico, químico y biológico son sistemas estándar de tratamiento de efluentes industriales. 

Los métodos de tratamiento físico eliminan los contaminantes de las aguas residuales mediante procesos físicos como la sedimentación, la filtración y la flotación. El tratamiento químico consiste en utilizar productos químicos para neutralizar o eliminar los contaminantes de las aguas residuales. 

En los procesos de tratamiento biológico se utilizan microorganismos para descomponer los contaminantes presentes en el efluente. Los métodos de tratamiento específicos empleados en un sistema de tratamiento de aguas residuales industriales vendrán determinados por el tipo de efluente tratado y los contaminantes presentes. 

Una empresa de fabricación de productos químicos, por ejemplo, puede emplear métodos de tratamiento químico para eliminar metales pesados y otros contaminantes peligrosos de sus efluentes. Por el contrario, una planta de procesamiento de alimentos puede utilizar métodos de tratamiento biológico para eliminar la materia orgánica y los nutrientes.

Métodos habituales de tratamiento de aguas industriales

Tuberías y cables de acero en una planta de agua
Fuente: Freepik

En la gestión del tratamiento de aguas industriales intervienen diversos procesos. Es esencial conocer las opciones, aunque no todos los tipos de química del agua requieren todos los procedimientos. El objetivo es reducir el riesgo en todas las fases de cualquier operación industrial en la que intervenga el agua. A continuación se ofrecen ejemplos de técnicas habituales de tratamiento de aguas industriales:

  • Filtración 
  • Desalcalinización 
  • Suavizante 
  • Nanofiltración Intercambio iónico
  • Ósmosis inversa 

La filtración elimina el limo, los restos orgánicos y la turbidez del agua. El ablandamiento elimina la dureza del agua. 

La desalcalinización disminuye la alcalinidad a partir de este punto para evitar la formación de incrustaciones aguas abajo. Aunque puede ser adecuado para determinadas aplicaciones, este método suele considerarse una alternativa anticuada debido a sus elevados costes operativos y a su falta de eficacia universal. 

La nanofiltración y la ósmosis inversa son dos procesos de tratamiento del agua que podrían proporcionar el nivel de purificación necesario para el agua industrial. La nanofiltración elimina los gérmenes y la dureza, mientras que la ósmosis inversa va un paso más allá al rechazar una proporción significativa de sólidos disueltos totales.

El intercambio iónico es un proceso de sustancias en el que algunos iones (no deseados) se intercambian por otros, lo que da lugar a una química del agua más adecuada a las necesidades del usuario. Este proceso, al igual que el resto de las técnicas, se basa en el uso de válvulas industriales especializadas, que los ingenieros deben adquirir a un distribuidor de confianza. fabricante de válvulas industriales.

Qué aplicaciones necesitan tratamiento de aguas industriales

Manos con guantes de protección abriendo la válvula del grifo y llenando el vaso
Fuente: Freepik

Minería

Las explotaciones mineras suelen ser empresas complejas situadas en entornos diversos y vulnerables o cerca de ellos. Estos procedimientos generan vertidos de aguas residuales y contaminantes atmosféricos, además de estériles y roca estéril que requieren eliminación.

Existen diversos usos mineros que hacen necesario el tratamiento de aguas industriales. El tratamiento del agua de proceso es una de las aplicaciones más comunes. Esta agua se utiliza en varios procesos mineros, como la molienda, la flotación y la lixiviación con cianuro. 

Puede tener una alta concentración de minerales disueltos, metales pesados y otras impurezas que deben eliminarse antes de que el agua pueda reutilizarse o desecharse de forma segura. Para eliminar estos contaminantes pueden utilizarse tecnologías de tratamiento de aguas industriales como el intercambio iónico, la ósmosis inversa y la precipitación.

El tratamiento de aguas mineras es otra aplicación del tratamiento de aguas industriales en la minería. Estas aguas proceden de minas subterráneas y pueden contener concentraciones significativas de minerales disueltos, metales pesados y otros contaminantes. 

Los procedimientos de tratamiento de aguas industriales, como el intercambio iónico, la ósmosis inversa y la precipitación, pueden utilizarse para eliminar estos contaminantes y hacer que el agua sea segura para su reutilización o vertido.

La minería también recurre al tratamiento de aguas industriales para depurar las aguas residuales generadas por las operaciones mineras. Este efluente puede contener cantidades significativas de minerales disueltos, metales pesados y otros contaminantes que deben limpiarse antes de poder verterse con seguridad. 

Para eliminar estos contaminantes pueden utilizarse tecnologías de tratamiento de aguas industriales como el intercambio iónico, la ósmosis inversa y la precipitación. Por último, la minería requiere el uso de agua de refrigeración para equipos e instalaciones, que debe tratarse para evitar la formación de incrustaciones y la corrosión.

Petróleo y gas

El proceso de eliminar los contaminantes del petróleo crudo y el gas natural para hacerlos aptos para su transporte y uso se denomina tratamiento del petróleo y el gas. Normalmente, este proceso implica separar el petróleo y el gas en varios componentes, como agua, líquidos de gas natural y azufre. 

Los componentes separados se procesan posteriormente para eliminar cualquier contaminante residual. El tratamiento de las aguas residuales procedentes de la extracción de gas de esquisto, también conocidas como aguas generadas, es una de las principales preocupaciones medioambientales. 

El agua extraída es una mezcla de agua, productos químicos y contaminantes naturales. Para evitar la contaminación de las fuentes de agua locales, el agua debe tratarse y eliminarse adecuadamente.

Las técnicas de tratamiento físico, químico y biológico son populares para generar agua. La sedimentación y el filtrado son ejemplos de procedimientos de tratamiento físico, mientras que los métodos de tratamiento químico implican el uso de sustancias químicas para eliminar los contaminantes. En los procesos de tratamiento biológico se utilizan microorganismos para descomponer los contaminantes.

Tras el tratamiento, el agua puede eliminarse de varias maneras. Una de ellas es inyectarla de nuevo en el suelo, un proceso denominado inyección subterránea. Otra opción es verter el agua en una fuente de agua superficial, como un río o un lago. Sin embargo, esto está estrictamente controlado y puede estar prohibido en algunos lugares. El agua tratada puede utilizarse a veces para usos industriales o de riego.

Sanidad 

Los sistemas de tratamiento de agua en centros sanitarios proporcionan agua pura y de alta calidad para usos potables, no potables y otros usos medicinales. Contribuye significativamente a mejorar la atención al paciente. Acelera los procesos médicos, incluidos el lavado y la desinfección de equipos y suministros médicos.

Suministrar siempre agua potable limpia y pura contribuye a la seguridad de trabajadores, pacientes y visitantes. También reduce los costes operativos y el consumo de energía al tiempo que proporciona un servicio ininterrumpido, lo que permite a los centros sanitarios funcionar de forma óptima.

Productos para el cuidado de la piel, cosméticos y cuidado del bebé

Esta es otra industria que necesita un sistema de tratamiento de aguas industriales que produce agua limpia y sin impurezas. Esta industria tiene los criterios de desinfección y purificación más estrictos. Por ello, para cumplir estos requisitos, los clientes deben invertir en un sistema de filtración de agua de alta calidad.

El agua se utiliza para fabricar una amplia gama de productos, y cuando se trata de la fabricación, el agua filtrada puede ayudar a mantener la calidad del producto, prolongando así su vida útil. El tipo de producto que fabriquen los consumidores determinará qué sistema de tratamiento de aguas industriales les conviene más.

Además, la mayoría de los sistemas de tratamiento de agua utilizados en este negocio contribuyen a la desinfección del agua, lo que ayuda a limitar la contaminación ambiental.

En todas estas industrias, un colador industrial puede utilizarse como paso previo al proceso de tratamiento del agua propiamente dicho. Un colador industrial puede eliminar del agua partículas de mayor tamaño, como residuos, arena y otros contaminantes, haciendo que el proceso de tratamiento del agua sea más eficiente y eficaz.

Construcción

Los compradores de viviendas evalúan cada vez más las comodidades adicionales que ofrece el sector de la construcción antes de tomar una decisión de compra. Un filtro de agua es un requisito, ya que la calidad del agua varía según el lugar. Un sistema centralizado de agua potable podría ser una de las características distintivas de la urbanización.

Además de prevenir la contaminación ambiental, el tratamiento de las aguas residuales es fundamental para el crecimiento a largo plazo. Como el agua limpia puede reutilizarse para jardinería y baldeo, es una opción rentable tanto para los clientes como para los promotores.

Pintar

Cada día, la industria de la pintura maneja enormes cantidades de agua. Para crear pinturas al agua se necesita agua purificada. La limpieza de los materiales de embalaje y la combinación de pigmentos y colores en los tanques la requieren. También es necesaria para enfriar los molinos de bolas utilizados en las pinturas al aceite.

El uso de un sistema de tratamiento de aguas industriales con desinfección UV con una planta de tratamiento de aguas residuales permite tratar una gran parte de las aguas residuales, disminuyendo los contaminantes. Además, el agua reciclada puede utilizarse para limpiar molinos y contenedores en preparación para la fabricación del siguiente lote de pintura.

Elegir el tipo adecuado de equipo de tratamiento de aguas industriales

El tipo de tratamiento del agua industrial viene determinado por las necesidades y características únicas del agua a tratar. La filtración física, el tratamiento químico y el tratamiento biológico son procedimientos típicos.

La filtración física elimina las partículas sólidas del agua utilizando una barrera física, como un filtro. La sedimentación, la flotación y la centrifugación son ejemplos de estos procesos.

El tratamiento químico elimina los contaminantes del agua mediante productos químicos. La coagulación, la floculación y la cloración son ejemplos de estos procesos.

Los organismos vivos, como las bacterias, se utilizan en el tratamiento biológico para descomponer los materiales orgánicos del agua. Métodos como los lodos activados y la biofiltración pueden entrar en esta categoría.

Es fundamental tener en cuenta que para purificar el agua se suele emplear una mezcla de estos métodos. Además, el mejor sistema depende de la fuente y la calidad del agua a tratar, así como del uso industrial específico. La consulta con un profesional del tratamiento del agua puede ayudar a determinar la técnica óptima.

Conclusión

El tratamiento del agua industrial es fundamental para garantizar un suministro de agua industrial seguro y limpio. Las instalaciones industriales pueden depurar con éxito sus aguas y cumplir las normas industriales conociendo los numerosos procesos de tratamiento, como el filtrado físico y el tratamiento químico y biológico.

Es fundamental tratar con un fabricante reputado y bien informado a la hora de elegir el equipo correcto para las necesidades de tratamiento de aguas industriales. Dombor es un empresa de válvulas industriales que destaca en este sector por sus tecnologías de vanguardia y sus válvulas y filtros industriales avanzados. 

Están especializados en la producción de una amplia gama de válvulas industriales que pueden soportar duras condiciones de trabajo y son ideales para aplicaciones industriales. Los ingenieros profesionales de Dombor suben continuamente el listón en la fabricación de válvulas a medida y buscan soluciones a los retos de la industria. 

Ofrecen una amplia selección de productos, incluidas válvulas convencionales y especializadas, cada una de las cuales cumple especificaciones industriales únicas. Un personal técnico de control de calidad inspecciona cada válvula durante y después de la producción para garantizar un funcionamiento uniforme. 

El fiable proveedor de válvulas también cuenta con un exhaustivo control de calidad, conforme a las normas mundiales establecidas. También ofrecen un servicio integral, desde la personalización de válvulas y la tramitación de pedidos significativos hasta la entrega rápida y la asistencia posventa experimentada, lo que les convierte en un socio de confianza para las necesidades de tratamiento de aguas industriales. 

es_ESES