La batalla de las válvulas: Válvula de control vs. Válvula de compuerta

Inicio La batalla de las válvulas: Válvula de control vs. Válvula de compuerta
08/09/2022
Comparte:

A la hora de elegir entre distintos tipos de válvulas, la primera decisión que todo el mundo debe tomar es si elegir una válvula de control o una válvula de compuerta. Aunque ambas son excelentes opciones, existen diferencias críticas entre ellas que conviene conocer antes de tomar la decisión. En este artículo, compararemos y contrastaremos las válvula dombor para decidir cuál se adapta mejor a cada situación.

¿Qué es una válvula de control?

Válvula de mariposa tipo wafer 1
Fuente: Dombor

Una válvula de control es una válvula utilizada para controlar el flujo de fluidos variando el tamaño de la abertura de la válvula. Las válvulas de control se utilizan en diversas aplicaciones, tanto domésticas como industriales. Son esenciales en muchos sistemas, ya que permiten controlar con precisión el flujo de fluido.

Hay muchas válvulas de control diferentes, cada una diseñada para un fin específico. El tipo más común de válvula de control es la válvula de globo, que se utiliza para controlar el caudal de agua en entornos domésticos e industriales. Las válvulas de globo tienen un elemento de cierre en forma de disco que encaja en un asiento del cuerpo de la válvula. En función de las necesidades del sistema, el disco puede moverse para abrir o cerrar la válvula.

Otras válvulas de control habituales son válvula de bola industrialválvulas de mariposa y de retención. Cada tipo de válvula tiene características y ventajas únicas que la hacen adecuada para diferentes aplicaciones.

¿Qué es una válvula de compuerta?

Válvula de compuerta Dombor 3
Fuente: Dombor

Una válvula de compuerta se utiliza para controlar el flujo de líquidos y gases. Fabricantes de válvulas de compuerta Llamada así por su mecanismo en forma de compuerta, que se utiliza para abrir y cerrar la válvula. Las válvulas de compuerta son unas de las más comunes en los sectores industrial y aplicaciones comerciales.

Existen dos tipos principales de válvulas de compuerta: las de vástago ascendente y las de vástago no ascendente. Las válvulas de compuerta de vástago ascendente tienen un vástago que se eleva junto con la compuerta al abrirse y cerrarse. Las válvulas de compuerta de vástago no ascendente tienen un vástago que permanece en la misma posición cuando la compuerta se abre y se cierra. Las válvulas de compuerta también se clasifican por su mecanismo de funcionamiento: manual, automatizado o accionado a distancia.

Válvula de control frente a válvula de compuerta

Válvula de control frente a válvula de compuerta
Fuente: istock

Hay muchos diferentes tipos de válvulas utilizadas en aplicaciones industriales. Dos de los tipos más comunes son las válvulas de control y las válvulas de compuerta. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre estos dos tipos de válvulas?

¿Cómo funcionan?

Las válvulas de control se utilizan para regular el caudal de fluidos. Suelen utilizarse en aplicaciones en las que una regulación precisa es crítica, como en la alimentación, procesamiento químico y la industria de bebidas. Las válvulas de compuerta, por su parte, se utilizan para bloquear o permitir el paso de fluidos. Suelen utilizarse en aplicaciones en las que se requiere un cierre total o un flujo abierto, como en la industria del petróleo y el gas.

Operación

Las válvulas de control están diseñadas para modular el caudal de un fluido bloqueando parcialmente el paso con un elemento móvil. La posición del elemento móvil se controla mediante una fuerza externa, como presión, corriente eléctrica o fluido hidráulico. Por su parte, las válvulas de compuerta están diseñadas para regular el flujo de fluidos abriendo y cerrando un paso con una compuerta móvil. La compuerta se mueve mediante una fuerza externa, como una manivela, una rueda o una palanca.

Flujo de fluidos

Las válvulas de control están diseñadas para regular el caudal de los fluidos. Suelen utilizarse en sistemas con un caudal preciso, como los de inyección de combustible. Por otro lado, las válvulas de compuerta están diseñadas para bloquear o permitir el flujo de fluidos. Suelen utilizarse en transporte por tuberías donde hay que activar o desactivar el flujo.

Entonces, ¿qué tipo de válvula es mejor para el mantenimiento industrial? Depende de las necesidades específicas del sistema. Una válvula de control es la mejor opción si se requiere un caudal real. Una válvula de compuerta es la mejor opción si el sistema debe encenderse o apagarse rápidamente.

Manipulación de la presión

Las válvulas de control son más complejas que las válvulas de compuerta y pueden controlar la presión, el caudal y la dirección. Las válvulas de control suelen utilizarse en sistemas que requieren una regulación precisa, como los sistemas hidráulicos. Las válvulas de compuerta, en cambio, tienen un diseño más sencillo y suelen utilizarse para cerrar el paso de fluidos. Las válvulas de compuerta se utilizan a menudo en sistemas de agua, donde suele ser necesario un cierre repentino del flujo.

Cómo elegir: Válvula de control vs Válvula de compuerta

las mujeres están comprobando la válvula
Fuente: istock

A la hora de elegir entre válvulas de control y válvulas de compuerta, hay que tener en cuenta algunas cosas. He aquí siete factores a tener en cuenta a la hora de tomar la decisión:

1. ¿Qué es la aplicación?

Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de elegir entre una válvula de control y una válvula de compuerta. Algunos de ellos son el tipo de fluido que se va a controlar, el caudal deseado, la caída de presión requerida y el nivel de control necesario.

Las válvulas de control suelen utilizarse para fluidos compresibles o viscosos, mientras que las válvulas de compuerta son más adecuadas para líquidos que no son compresibles. Las válvulas de control también pueden proporcionar un nivel de control más preciso que las válvulas de compuerta. A la hora de elegir entre una válvula de control y una de compuerta, es esencial tener en cuenta las necesidades específicas de las aplicaciones.

2. ¿Qué son los medios de comunicación?

El tipo de fluido o gas que se controle influirá en la selección de la válvula. Por ejemplo, las válvulas de control son más adecuadas para aplicaciones en las que el medio es abrasivo o corrosivo. Si no está seguro de las propiedades del medio, lo mejor es consultar con un ingeniero u otro experto. Otros factores a tener en cuenta son la presión y la temperatura del medio, el caudal necesario y las limitaciones de espacio de la instalación. Teniendo en cuenta todos estos factores, se puede elegir la mejor válvula para la aplicación.

3. ¿Cuál es el entorno operativo?

Es esencial tener en cuenta el entorno de funcionamiento. Ambas válvulas están diseñadas para regular el flujo de fluidos, pero cada una tiene puntos fuertes y débiles diferentes.

Las válvulas de control son más precisas que las de compuerta y pueden utilizarse en entornos donde se requiere una regulación exacta del caudal de fluido. También son menos propensas a las fugas, lo que las hace ideales para su uso en entornos en los que las fugas podrían ser catastróficas.

Por otro lado, las válvulas de compuerta son menos precisas que las de control, pero son más duraderas y pueden soportar temperaturas y presiones más elevadas. También es menos probable que se atasquen, lo que las hace ideales para su uso en entornos en los que es necesario interrumpir con frecuencia el flujo de fluidos.

Entonces, ¿qué tipo de válvula es la adecuada para cada aplicación? Depende del entorno operativo. Si la precisión es primordial, la mejor opción es una válvula de control. Una válvula de compuerta es la mejor opción si lo más importante es la durabilidad y la resistencia a altas temperaturas y presiones.

4.. ¿Cuál es la temperatura?

La temperatura es un factor esencial a la hora de elegir entre válvulas de control y de compuerta. Las válvulas de compuerta se ven menos afectadas por los cambios de temperatura, por lo que son ideales para aplicaciones en las que las fluctuaciones de temperatura son habituales. En cambio, válvulas de control son más sensibles a los cambios de temperatura y deben utilizarse en aplicaciones en las que la estabilidad de la temperatura sea crítica.

5. ¿Cuál es el caudal?

La mejor válvula para una aplicación suele ser una válvula de compuerta. Son muy adecuadas para tareas de apertura y cierre y pueden proporcionar un cierre muy hermético. Cuando no se requiere un cierre positivo, o cuando las condiciones del proceso no permiten el uso de una válvula de compuerta, una válvula de control suele ser una mejor elección. Las válvulas de control modulan el caudal cambiando el tamaño del orificio por el que pasa el fluido.

A la hora de elegir entre una válvula de control y una válvula de compuerta, una de las principales consideraciones es el caudal. Una válvula de control suele ser la mejor opción si el caudal requerido es elevado. Esto se debe a que las válvulas de control tienen una resistencia al flujo mucho menor que las válvulas de compuerta. Para caudales inferiores, se puede utilizar cualquiera de los dos tipos de válvula.

6. ¿Cuáles son las tolerancias dimensionales?

A la hora de elegir entre válvulas de control y de compuerta, es esencial tener en cuenta las tolerancias dimensionales. Dependiendo de la aplicación, un tipo de válvula puede ser más adecuado. He aquí un rápido resumen de las diferencias entre válvulas de control y válvulas de compuerta:

  • Las válvulas de control son más precisas que las de compuerta y pueden utilizarse en aplicaciones en las que es esencial una regulación exacta.
  • Las válvulas de compuerta son menos caras que las válvulas de control y pueden utilizarse en aplicaciones en las que el coste es un factor importante.
  • Las válvulas de control están disponibles en varios materiales, entre ellos acero inoxidablelatón y bronce. Las válvulas de compuerta suelen ser de acero o hierro.

Entonces, ¿qué tipo de válvula es la adecuada para cada aplicación? Todo depende de las necesidades específicas. Si el coste es un factor importante, una válvula de compuerta puede ser la mejor opción. Sin embargo, una válvula de control sería una gran opción si la precisión es una preocupación importante.

Si se toma el tiempo necesario para considerar todos estos factores, se asegurará de elegir la válvula adecuada para la aplicación.

Conclusión

En conclusión, tanto las válvulas de control como las de compuerta tienen ventajas e inconvenientes. En función de la aplicación específica, puede ser más adecuado un tipo de válvula u otro. Si no está seguro de qué tipo de válvula utilizar para la aplicación, por favor póngase en contacto con nosotrosy estaremos encantados de aconsejarle la opción más adecuada.

es_ESES