Tipos de reguladores de presión

Inicio Tipos de reguladores de presión
24/02/2023
Comparte:

La capacidad de controlar y regular la cantidad de presión presente en un sistema suele ser esencial para garantizar un funcionamiento seguro y eficaz. Los reguladores de presión se utilizan para gestionar el flujo de fluidos, lo que permite un control eficaz y fiable de diversos procesos industriales.

En este artículo se ofrece una visión general de los distintos tipos de reguladores de presión disponibles en el mercado, lo que permitirá al consumidor tomar una decisión informada a la hora de adquirir uno para su aplicación.

¿Qué son los reguladores de presión?

Válvula de cierre industrial de regulación de protección para tuberías válvula negra
Fuente: Válvula Dombor

Los reguladores de presión son dispositivos diseñados para reducir la presión de un fluido o gas. Son uno de los componentes más importantes utilizados en una amplia gama de aplicaciones industriales, como calderas, bombas, calentadores de agua y sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado. Los reguladores de presión también se utilizan habitualmente en sistemas de fontanería.

Los reguladores de presión funcionan controlando con precisión el flujo del fluido o gas presurizado para que alcance el nivel de presión deseado en su destino. Una vez alcanzado el nivel designado, el regulador detiene automáticamente el flujo del fluido o gas para evitar sobrepresiones y daños en el sistema.

También garantiza que la presión permanezca constante en todo momento, lo que significa que el caudal no se ve afectado por los cambios en las condiciones ambientales. 

El regulador de presión es un componente importante en diversas aplicaciones industriales y es suministrado por fabricante de válvulas de bola industrialess. Los fabricantes de válvulas de bola industriales diseñan, desarrollan y producen válvulas industriales, incluidos reguladores de presión.

Tipos de reguladores de gas

Tuberías y válvulas en la regulación de la gasolinera
Fuente: Freepik

Los reguladores de gas están disponibles en muchos diseños, tamaños y materiales diferentes, lo que permite utilizarlos en prácticamente cualquier situación. Hay varios tipos de reguladores de gas disponibles en el mercado, incluyendo:

Reguladores reductores de presión

Los reguladores reductores de presión son dispositivos que disminuyen la presión de un gas o vapor en un sistema y mantienen esa presión constante a través de caudales variables. Se utilizan en aplicaciones industriales y comerciales para garantizar que la presión de suministro se regula al nivel inferior deseado independientemente de las condiciones dinámicas.

 funciona ajustando un orificio de restricción ajustable situado dentro del propio dispositivo para restringir el caudal de fluido que pasa a través de él. Esto restringe la presión y el volumen en el lado aguas abajo del regulador.

Entre las aplicaciones habituales de estos dispositivos se encuentran los sistemas de agua, aire y vapor en edificios comerciales, así como los procesos industriales.

Regulador de una etapa

Uno de los tipos de regulador de gas que regula la presión en un solo paso. Reduce la alta presión de entrada de la fuente de gas a una presión de salida más baja y utilizable para un aparato o sistema.

Los reguladores de una etapa tienen un diseño sencillo y suelen utilizarse en sistemas de gas pequeños y de baja presión. Son adecuados para aplicaciones en las que el caudal de gas es constante y los cambios en la demanda son mínimos.

Sin embargo, pueden no proporcionar una presión de salida constante cuando la presión de entrada fluctúa, y no son ideales para aplicaciones con grandes demandas de caudal.

Regulador de dos etapas

Un regulador de dos etapas es un tipo de regulador de gas que regula la presión en dos pasos. A diferencia de un regulador de una etapa, que ajusta la presión en un solo paso, un regulador de dos etapas proporciona una presión de salida más constante al dividir el proceso de regulación en dos etapas.

La primera etapa reduce la alta presión de entrada a una presión intermedia, mientras que la segunda etapa reduce la presión intermedia a la presión de salida final utilizable.

Este proceso de dos etapas ayuda a estabilizar la presión de salida y hace que el regulador sea más adecuado para aplicaciones con grandes demandas de caudal o fluctuaciones en la presión de entrada. Los reguladores de dos etapas se utilizan habitualmente en sistemas de gas industriales y comerciales.

Regulador de contrapresión

Es un tipo de regulador de gas que regula la presión detectando la presión aguas arriba del regulador y ajustando la salida para mantener un valor de consigna constante. 

Estos tipos de reguladores de presión se utilizan habitualmente en aplicaciones en las que es necesario controlar y mantener la presión aguas abajo, como en los sistemas de control de procesos, o en las que la contrapresión se utiliza para regular el caudal del gas.

Regulador de alivio de presión

Un regulador de alivio de presión es un tipo de dispositivo de control de presión que alivia automáticamente el exceso de presión en un sistema abriendo una válvula de alivio para permitir la liberación del exceso de fluido o gas.

Aparte de las válvulas de alivio, válvulas mariposa también puede incorporarse a este sistema para regular el caudal hacia el regulador de alivio de presión, que mantiene así una presión segura y constante dentro del sistema y lo protege de daños por sobrepresión.

Los reguladores de alivio de presión y las válvulas de mariposa se utilizan comúnmente juntos en aplicaciones industriales y comerciales, como fontanería, HVAC y sistemas de control de procesos, para proporcionar una solución segura y eficaz para controlar la presión de fluidos o gases.

 Regulador controlado eléctricamente

Este tipo de regulador suele utilizar una señal eléctrica para activar un elemento de control, como una electroválvula o un actuador accionado por motor, que ajusta el caudal para mantener la presión deseada dentro del sistema.

Ofrecen ventajas sobre los reguladores de control mecánico, como tiempos de respuesta más rápidos y capacidad de control remoto.

 Regulador doméstico

Los reguladores domésticos suelen tener un mecanismo accionado por resorte que ajusta el caudal para mantener la presión deseada.

Están diseñados para ser fáciles de instalar y mantener y se suelen utilizar junto con contadores de gas y sistemas de tuberías de gas.

Por otra parte, existen varios tipos de reguladores de gas natural que pueden utilizarse para controlar el caudal de gas natural en diversas plataformas. Los tipos de reguladores de gas natural más utilizados son los reguladores de presión regulable, los reguladores de diafragma, los reguladores pilotados y los reguladores de contrapresión.

Cómo elegir los tipos de reguladores de gas adecuados

Trabajador manejando maquinaria en una fábrica
Fuente: Freepik

A la hora de elegir los tipos de reguladores de gas adecuados, hay que tener en cuenta varias consideraciones. 

Tipo de gas

Los distintos tipos de gases tienen características diferentes, como el caudal, el intervalo de presión y la corrosividad, y es importante elegir un regulador diseñado para el gas específico de cada consumidor. Si se utiliza un regulador incorrecto, pueden producirse problemas de seguridad y averías en el sistema.

Caudal

El caudal de gas determinará el tamaño y la capacidad del regulador necesario. Es importante elegir un regulador que pueda gestionar el caudal máximo que espera el consumidor y que, al mismo tiempo, ofrezca un control preciso con caudales más bajos. 

Rango de presión

El rango de presión del regulador debe ser compatible con las presiones de entrada y salida del sistema de cada consumidor. Es importante elegir un regulador que pueda soportar la presión máxima de entrada y, al mismo tiempo, proporcione un control estable y preciso a presiones más bajas.

Medio ambiente

El entorno en el que se utilizará el regulador, como la temperatura, la humedad y la exposición a corrosivos, puede afectar a su rendimiento y durabilidad. Es importante elegir un regulador diseñado para las condiciones específicas en las que se va a utilizar.

A la hora de seleccionar un regulador para una aplicación específica, es fundamental tener en cuenta todos estos factores ambientales para garantizar que el dispositivo esté debidamente equipado para rendir al máximo. 

Facilidad de mantenimiento

La facilidad de mantenimiento del regulador también es un factor importante a tener en cuenta a la hora de seleccionar un regulador para una aplicación industrial o comercial. Algunos sitios empresa de válvulas industriales ofrecen una amplia gama de reguladores diseñados para facilitar su mantenimiento y reparación, por lo que es importante elegir un producto de un fabricante reputado y con experiencia.

Al elegir un regulador que pueda mantenerse y repararse fácilmente, si es necesario, los consumidores pueden garantizar su rendimiento y fiabilidad a largo plazo, y evitar costosos tiempos de inactividad y problemas de mantenimiento en las operaciones.

Precisión y estabilidad

La precisión y estabilidad del regulador son factores importantes a tener en cuenta, sobre todo si se requiere un control preciso de la presión. Es importante elegir un regulador que proporcione un control de presión constante, incluso en presencia de fluctuaciones en la presión de entrada.

Esto significa que el regulador debe detectar con precisión los cambios de presión y ajustarse en consecuencia para garantizar que la presión de salida permanezca invariable.

 Además, el regulador debe mantener su capacidad para controlar la presión incluso durante largos periodos de tiempo con una desviación mínima o nula en la precisión del control de la presión.

Coste

El coste del regulador será un factor importante en la decisión de cada consumidor, especialmente si el coste es una preocupación. Es importante elegir un regulador que ofrezca las prestaciones y características necesarias y que, al mismo tiempo, sea rentable.

Además, dependiendo de la frecuencia de uso del regulador, los consumidores pueden considerar la compra de un modelo de mayor calidad con garantías más largas o más funciones, ya que esto podría ahorrar dinero a largo plazo.

Conclusión

Los reguladores de presión son una forma eficaz de controlar y regular la presión de fluidos o gases en diversas aplicaciones industriales. En el mercado existen distintos tipos de reguladores, como los reductores de presión, los de una etapa, los de dos etapas, los de contrapresión, los de alivio de presión, los controlados eléctricamente y los domésticos. 

Las válvulas industriales son una parte esencial del regulador de presión. A la hora de elegir los tipos adecuados de reguladores de presión para las aplicaciones, es importante tener en cuenta el tipo de gas, el caudal, el rango de presión, el entorno, la facilidad de mantenimiento, la precisión y la estabilidad, así como el coste. El uso de válvulas industriales de calidad junto con un regulador de presión ayuda a garantizar que el sistema funcione de forma segura, eficiente y eficaz en una amplia gama de aplicaciones industriales.

DomBor es un líder Empresa china de válvulas industriales que ofrece una amplia gama de reguladores de presión de alta calidad adaptados a los requisitos de diversas aplicaciones industriales. Los reguladores de la empresa están diseñados para ofrecer un rendimiento fiable, durabilidad y precisión, y están respaldados por exhaustivas pruebas y medidas de control de calidad.

Con un compromiso con la satisfacción del cliente y un historial probado de suministro de productos de alta calidad, DomBor es una opción fiable y de confianza para soluciones de válvulas industriales y reguladores de presión. Póngase en contacto con Dombor para obtener asesoramiento experto a la hora de elegir el regulador de presión adecuado para cada aplicación.

es_ESES